4 tipos de puertas blancas y cómo combinarlas con el diseño de tu hogar

por | Jul 9, 2019 | Decoración interior, Puertas correderas

Las puertas blancas de decoración son una de las alternativas clásicas que, al mismo tiempo, no pierden influencia y su toque tan elegante y característico respecto a numerosos estilos de hogar que, sin embargo, no tienen nada que ver entre ellos. Es así que desde Pulama y como especialistas en puertas para tu hogar y su decoración, queremos hablarte en este artículo específicamente de las puertas blancas y de cómo puedes combinarlas con el diseño de tu propio hogar para sacarle el máximo partido a cada estancia.

Contraste suelo – puertas

Uno de los principales aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de instalar cualquier puerta y específicamente las puertas blancas es el suelo. En efecto, este es el elemento respecto al que nuestras puertas blancas deben causar su efecto y aportar todas sus ventajas. Las puertas blancas aportan claridad, y existen muchas opciones para que no tengan que resultar necesariamente lisas. Por ejemplo, pueden introducirse líneas horizontales o verticales que generen cohesión con el espacio. Con ellas, es mejor escoger herraje de aluminio o acero por resultar tonos sobrios que combinan bien dando un toque apagado, discreto y muy elegante.

Una opción muy interesante para las puertas blancas en general son los suelos grises o de tonos oscuros. Si bien es cierto que las puertas blancas combinan con la mayoría de estilos y paletas de colores (una de sus principales ventajas), estos tonos son especialmente favorecedores para ellas. En este sentido, también debemos destacar el estilo nórdico así como el estilo decapado para el mobiliario que por su aspecto envejecido aporta un toque rural o antiguo muy acogedor. Un elemento fundamental para la combinación de las puertas blancas respecto al conjunto con el suelo son los rodapiés. Es recomendable que estos vayan en el mismo color que la propia puerta. Este punto del rodapié también es recomendable a la hora de combinar nuestras puertas blancas con suelos de parquet. Respecto al conjunto, siempre es mejor que si nuestras puertas son blancas y el color de las paredes fuerte, escojamos un parquet más liso, de tonos medios o claros.

Tipos de puertas blancas

A continuación te hablaremos de los diferentes tipos de puertas blancas existentes en función de su disposición y concepto. Estos diferentes tipos existen precisamente para conseguir una u otra impresión y distribución del espacio. Por ello, te hablaremos concretamente de cada uno de los tipos y de qué posibilidades ofrecen a la hora de decorar tu hogar según su distribución y estilo.

1.- Puertas abatibles

Naturalmente, las puertas abatibles son el tipo más frecuente y más empleado en la decoración de cualquier hogar. En el caso de las puertas blancas, no son solo un elemento funcional que sirve para dar paso a una estancia. Las cualidades que les da su color las convierten también en excelentes elementos de decoración y cohesión del espacio. Es así que las puertas abatibles son una excelente opción para lugares propios como habitaciones y estancias privadas. Sirven para delimitar muy bien los espacios y mantener un aspecto uniforme para todo el conjunto. Así pues, es recomendable reservar el uso de puertas abatibles para estancias privadas gracias a que generan una mayor sensación de confort dentro de dichos espacios y una mayor uniformidad y organización respecto a las salas comunes.

2.- Puertas correderas

Las puertas correderas son otra gran alternativa especialmente tratándose de puertas blancas. Pueden escogerse modelos que cuenten con cristaleras en forma de cuarterones. Con ello resultan elegantes y prácticas al mismo tiempo. Gracias al color blanco y a los acabados y gran calidad de las puertas lacadas de Pulama, podrás sacarles el máximo partido. En efecto, una de las ventajas específicas que tienen las puertas correderas es que al mismo tiempo que separan hacen fluir el espacio y permiten no dejar en él ningún lugar sin uso. Esta es una ventaja frente a las abatibles, por lo que están indicadas especialmente para separar zonas comunes como comedor y cocina o como puertas de acceso a la misma o al cuarto de baño. Nos permiten confeccionar un conjunto muy racional donde cada elemento de la disposición quede bien organizado y funcional.

3.- Puertas ocultas

Pulama cuenta con modelos de puertas blancas ocultas como el de la Escorial, que puede ofrecernos la ventaja de separar un espacio y al mismo tiempo quedar perfectamente integrada con la pared y todo el conjunto que la rodea. Son puertas que no cuentan con marco y por lo tanto no ofrecen un volumen adicional. Esto las hace muy interesantes a la hora de respetar los espacios lisos de una estancia y contribuir a generar un ambiente despejado, sin aristas ni separaciones aparentes. Con ello conseguimos un conjunto muy elegante y liso donde la sensación de espacio es mayor. Este tipo de puertas son indicadas para armarios así como para cuartos de baño y estancias que queremos mantener separadas y en cierto modo ocultas del resto del conjunto. Nos ayudan, por lo mismo a generar la idea de «está aunque no se vea». 

4.- Puertas francesas

Este tipo de puerta constituye un estilo genuino dentro de la gama de puertas blancas. Su característica principal es que están acristaladas, lo que además de conferirles una gran elegancia hace que se pueda aprovechar al máximo el rendimiento de la luz. Las puertas francesas son un tipo que puede encontrarse en forma abatible, corredera o de hueco doble. El caso de las puertas francesas abatibles, es ideal para delimitar espacios de entrada, por donde puede penetrar la luz. También son perfectas para separar espacios como la cocina, vestíbulo, recibidor o despachos.

En el caso de las puertas blancas francesas correderas, están especialmente indicadas para separar espacios como comedores del resto de las estancias. Esto se debe a que son puertas de gran funcionalidad que por poder recogerse nos permiten ampliar de forma sencilla el espacio. Hay que decir que siempre es una muy buena opción contar con puertas plegables que al mismo tiempo en una de sus partes funcionen como abatibles. Estos modelos mixtos nos aportan lo mejor de cada tipo. Por último, en el caso de las puertas blancas francesas de hueco doble, la gran cantidad de luz que ofrecen así como su contribución a generar espacios muy confortables y acogedores visualmente, son indicadas para espacios de lectura, de recreo o, en general aquellos en los que queramos que la luz sea la protagonista.

En Pulama podemos ofrecerte una exquisita y extensa variedad de modelos de puertas ideadas para que encuentres la que más encaje con tu propio estilo. Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda y te invitamos a que consultes nuestro catálogo. En él encontrarás puertas de gran calidad, macizas y de excelentes acabados a un precio muy asequible. Consulta otros artículos para saber más sobre cómo combinar tus puertas blancas.

Abrir chat